29 Sep 2015

11 pistas para descubrir si te van a servir un buen café

Un barbudo repeinado detrás de la barra y una bicicleta colgando en la pared no garantizan un buen café. Una cafetería con un camarero de camisa blanca, chaleco y pajarita tampoco garantiza  uno malo. Lo que si que está claro es que un café de mala calidad, dará como resultado una taza mala, sea como sea el barman. Y que un café bueno, dará como resultado… un “depende”. Tampoco garantiza una taza buena. Hay que estar atento a una serie de factores – unos más obvios que otros – que pasamos a enumerar:

1.- La primera impresión cuenta: limpieza general del local. Si la costra en las paredes le quita medio metro de local cada año, olvídate de pensar como sabrán los cafés. El buen café va unido a la pulcritud.

2.- Limpieza de la “estación barista”, es decir donde está la máquina y alrededores:  molinos, vaporizador de la leche, tazas, portafiltros, tetrabriks…¡esas jarras de leche!…

3.- Colocación de los portafiltros: en su lugar para mantener la temperatura.

4.- Molinos de café. Si muelen el café antes de preparar la bebida perfecto. Si ya lo tienen molido en la tolba, mala señal.

5.- Calientan la leche con ruido ensordecedor incluso soltando la jarra en la bandeja, sin limpiar ni antes ni después el vaporizador.  Run Forrest, run!

6.- Pregunta por el café que sirven. Origen, procedencia, región. Enseguida distinguirás al apasionado del café del que no lo es, o no le interesa en absoluto.

7.- Fíjate en la forma de servir. Un buen profesional tiene armonía, control. No debe correr por detrás de la barra ni ir con prisas.

8.- Échale un vistazo a la oferta de cafés del local. Orígenes de los que disponen, el tipo de blend que sirven.  Los nombres suelen hacer referencia a la región, a la finca donde se cultiva, a la variedad de café etc.  Hay que estar alerta si leemos denominaciones como Premium Coffee, Daviant, Excellent, High Quality, Elite o similares.

9.- La pinta que tiene el café que nos han servido. En el caso del espresso atención a la crema que se forma. Tiene que tener un color avellana o rojizo oscuro de unos 3/4 mm y densa. Colores muy claros o muy oscuros denotan sub o sobre extracciones.

10.- Si cuidan la presentación con latte art. No es garantía de buen café pero nos indica que el profesional que hay detrás de la barra tiene interés.

11.- Agudiza los sentidos. Presta atención al aroma que es la antesala del sabor que tendrá el café. Saborea y paladea lo que te estás bebiendo.