26 Oct 2015

Juan Antonio; actitud, pasión y un par de espressos bien puestos

Cafetería Principado

 

El municipio de Getafe está situado al sur de la Comunidad de Madrid. Aquí se encuentra el Cerro de los Ángeles considerado el centro geográfico de la península ibérica. También una de las bases aéreas más antiguas de España así como el rectorado de la Universidad Carlos III. Wikipedia te lo cuenta en sus tres primeras líneas cuando tecleas Getafe. Lo que no te dirá la enciclopedia online es que en la Avda. de las Ciudades y a la altura del número 98 hay un bareto que responde al nombre de Cafetería Principado regentado por el BARISTA (si con mayúsculas) Juan Antonio Rodríguez. Y que ahí mismo puedes disfrutar de cafés de especialidad en compañía de un tipo que controla, vive y enseña la cultura de esta bebida a sus paisanos como si tal cosa.

 

Nada más cruzar la puerta te encuentras con un bar típico de barrio. Puedes ver los “soberanos” de toda la vida, la vitrina made-in-spain, la clásica máquina tragaperras, pero también  las chemex, V60 o aeropress conviviendo con ellas. En las paredes,  pizarras con las especialidades que prepara; caramel macchiato, vienés, cold brews, té matcha latte, etc. Le funcionan muy bien los capuccinos de sabores según me comenta después. Además, se de buena tinta que es un fenómeno preparando café turco, dándole una cremosidad digna de peregrinación.

Sorprende y mucho ver a los dos señores de la foto de abajo degustando un café de filtro (el de la boina)  y un vino tinto (su colega) mientras el de boina concluía:“Este café se bebe sin azúcar , pruébalo  y verás”.  Casi se me saltan las lágrimas. Ojalá algunos chefs de renombre y dueños de restaurantes de postín supieran valorar igual que este señor el café.

Juan Antonio me cuenta, mientras prepara un aeropress, como lo tiene organizado. “Digamos que conviven dos tipos de negocio, el del bar de toda la vida con el de los cafés de especialidad. Está claro que al final esto es un  negocio y tengo que comer. Si me piden sobre-extracciones (un solo largo), al final las pongo” .  Nada que objetar por supuesto. Y prosigue Yo me fui a la ruina por un cáncer de estómago, tuve que cerrar la cafetería y estuve jodido…”   Claro, pensé yo y quién no, cuando añade sin pausa “…me supo mal el café durante un año” .  Ahí lo tienes. Después de ese infierno, una de las cosas que más siente es anduvo un año loco porque el café le sabía raro a causa de la medicación.

Desde luego fue un placer descubrir este sitio y conocer al crack de Juan Antonio. Una buena lección de humildad y buen hacer alejado de poses, esnobismos y estéticas vintage que afloran en las grandes urbes. Si te gusta el café date una vuelta por el Principado en Getafe y prueba alguno de los orígenes que sirve. Y si no te gusta el café, pásate igualmente…lo mismo te aficionas.

Juan Antonio

Tras la operación de cáncer de estómago lo pasó mal …

¡¡¡¡¡¡porqué durante  un año no le supo bien el café!!!!!