NUESTRO BLOG

19 Nov 2015

Modernizando la cafetera de Sifón

KitchenAid Siphon Coffee Brewer

 

No paran de salir novedades al mercado. Si la semana pasada os contábamos el lanzamiento de la American Press – una renovación de la clásica French press – esta semana le ha tocado el turno a la cafetera de sifon, o de “ollas de vacío” (vacuum pots).  KitchenAid, una empresa de electrodomésticos que cuida al detalle el diseño y la calidad de sus productos, la ha actualizado y simplificado, mejorando su manejo.

 

 

La cafetera de sifon utiliza dos compartimentos ovalados con un filtro entremedias. El agua se situa en la parte de abajo y el café en la parte superior. A medida que el agua se calienta, la presión del vapor se acumula, creando un vacío que fuerza el agua hacia la cámara superior. Es entonces cuando el café se  empapa en el agua hasta que el usuario reduce el calor, haciendo que la solución líquida vuelva al compartimento de abajo. Los posos de café quedan retenidos en el filtro.

Este método de inmersión total es muy apreciado por su brillantez, su sabor aterciopelado y  por el cuerpo tan completo que saca. Sin embargo,  lo laborioso de la preparación, unido al trabajo que supone su limpieza, han relegado esta cafetera al mundo de los especialistas – la utilizan en el Celler de Can Roca – y al de los aficionados .

En KitchenAid se han propuesto solucionar estos inconvenientes.  Su versión de este fetiche cafetero es eléctrica y automática. En comparación con los quemadores de butano y bombillas halógenas que usan la mayoría de las ollas de vacío, el sifón de KitchenAid es sorprendentemente simple. De hecho, no es más complicado de usar que una cafetera convencional, aunque si requiere algo más de esfuerzo para su limpieza.

 

Resumimos a continuación los pros y los contra que The Coffee Compass explica de maravilla en su review de este método.

 

A FAVOR

 

Diseño estudiado: más sencilla y práctica

Acoplar y desacoplar las dos cámaras ovaladas es muy sencillo gracias a sus imanes y a su mango de plástico ergonómico. El tubo que conecta las dos cámaras es de acero inoxidable. La jarra de la parte inferior es de diseño elegante , con líneas métricas impresas que miden la cantidad adecuada de agua.

Menos frágil que la clásica

Aguanta más trotes que una de sifón convencional. Acabados en acero inoxidable y plástico.

Dos filtros: de malla y de tela

Que posibilitan una taza sorprendentemente limpia y sin posos en el caso del de malla y más aún cuando utilizamos el de tela.

 

EN CONTRA

 

Hierve el café

Los cafés especiales – que se suelen tostar con un tueste ligero – necesitan agua muy caliente, pero no agua hirviendo ya que extraerá los sabores amargos del café. KitchenAid sube la temperatura más allá de 100º celsius, aunque se reduce el tiempo de filtrado.

Hay que decantar

Nada más terminar la extracción es conveniente decantar el café, ya que la jarra se mantiene bastante caliente y eso arruina la brillantez de la taza, sacando esos ácidos demoledores para el paladar y las paredes del estómago.