03 Jun 2020

Finca la Bendición: con el viento como único sonido

 

Este mes nuestro café viene de la finca La Bendición, cerca de la ciudad de Guatemala. Un bonito ejemplo de una familia de agricultores que deciden involucrarse en el negocio del café después de haber estado acumulando experiencias, generación tras generación, en otros cultivos. Desde el principio su objetivo fue potenciar la calidad de la tierra y trabajar con un suelo de primera división. Por ello se dedican exclusivamente al cultivo de café, y no participan en ninguno de los procesos de post-cosecha (el secado de la cereza lo realizan otras productoras). Por tanto, la especialización en cultivos de calidad superior está garantizada de antemano.

 

 

 

La Bendición – Café secando al natural (ej. de la brutal selección de grano maduro) foto: @labendicioncoffeefarm

 

 

La asombrosa altitud de la finca (1800-2000 m.s.n.d.m.)  da como resultado un café muy denso y de grano duro. La zona de producción es de 42 hectáreas, que se reducen a 34 ha. «reales» debido a las plantaciones de aguacates, naranjas y plátanos cultivados por todo el terreno. Estas plantas frutales, así como los árboles nativos,  proporcionan una importante sombra a los cafetos. Las serie de ventajas derivadas del cultivo del café a la sombra son variadas: es vital para el lento crecimiento y desarrollo de sabores, controla las plagas, mejora el enraizamiento de las plantas, protege de los vientos etc . No se utilizan pesticidas ni herbicidas porque José Gómez – el gerente de la plantación –  está convencido de que afecta a la calidad del suelo, y por lo tanto, a la calidad del café.

 

 

Altitud 2.000 metros –  Típicos arbustos colgantes en los árboles – foto: @labendicioncoffeefarm

 

 

La granja se extiende hasta los 2000 m.s.n.m. y los árboles nativos en la cima de la montaña están cubiertos de una vegetación de arbustos colgantes. Llegar a la cima es una auténtica experiencia sensitiva ya que se encuentra en completo silencio y rodeada de árboles. Lo único que puedes escuchar es el viento que atraviesa los arbustos colgantes. Un lugar mágico,  casi espiritual y donde conectas con la «pachamama» inmediatamente.

 

Las variedades de la parte más alta de la montaña son el Catisic (Cruce entre híbrido de Timor 832/1 y Caturra) y justo debajo el Pache (es una mutación natural de la variedad Tipica), pero bajando también encontrarás variedades de Catuai, Bourbon y Red Caturra que es el lote que hemos seleccionado.. Esta variedad saca en taza una sorprendente cantidad de tonos afrutados y muestra excelentes resultados para el espresso.

 

 

Orgulloso de mi cosecha –  Llevando los frutos al Beneficio  – foto: @labendicioncoffeefarm

 

 

Como dato interesante, los recolectores miden el valor Brix (contenido de azúcar en la cereza) antes de empezar a cosechar. Esto lo hacen para comprobar la madurez y conocer el contenido de azúcar en la fruta para la correcta fermentación. También es un factor importante para la dulzura en la taza. Cuando alcanza los 22 brix, tienen luz verde para ponerse manos a la obra.

 

Y hasta aquí el tour por los cerros de la Finca La Bendición de Guatemala, cuya cima tiene el viento como único sonido. Si os pica la curiosidad y queréis realizar este viaje de sabores,  la macedonia de frutas esta finca está disponible en aquí. Dis-frutad.