15 Oct 2021

Diviértete catando café como un pro

Lleva tus habilidades de café a un nuevo nivel y aprende a organizar una cata en casa. Con los pasos que te contamos a continuación tienes la diversión y el éxito asegurado. Vamos a explicarte para qué sirve una cata y luego pasamos a enumerar el material necesario y los pasos a seguir.

 

 

 

QUÉ ES LA CATA

 

Desde los compradores de café verde, pasando por los tostadores, los especialistas en control de calidad, los baristas y tantos otros a lo largo de la cadena de suministro, el café se evalúa y puntúa mediante un método universal estandarizado conocido como cata.  El buen sabor, la selección de los cafés y su complejidad no sería posible sin las catas. Por suerte, la cata de café no tiene por qué limitarse sólo a los profesionales del café. Es posible hacerlo en casa y disfrutar de la experiencia. Vamos a por ello.

 

 

¿CÓMO SE CATA?

 

La cata de café es un proceso que permite comparar diferentes cafés , por lo que se pueden apreciar matices de las variedades que no notaría de otra manera. Cuando se prueban cafés uno al lado del otro, es cuando puedes ver las muchas diferencias en los rasgos que los distinguen. De esta manera se observan las diversas características que hacen que un café específico sea único. ¿El objetivo de esto? Consigues aprender sobre diferentes cafés, pero más que eso, tienes una oportunidad única para descubrir lo que te gusta y lo que no.

 

¿PORQUÉ SE HACE ASÍ?

 

Catar de esta manera nos permite probar una variedad de cafés sin tener que preparar mucho café, y evita que nos “sobrecafeinemos”.
Podemos tener una experiencia completa de un café, ya que no hay ningún filtro que retenga sabores, ácidos o aceites.

 

¿QUÉ EVALUAMOS?

 

Primero los aromas del café seco recién molido, luego los aromas del café húmedo, a continuación los sabores, la sensación en la boca, la acidez, el dulzor y por último el regusto.

 

 

MATERIALES NECESARIOS

 

.- Cafés de especialidad de diferentes orígenes (24 gramos de cada café)
.- Molinillo
.- Balanza (para medir el peso del café)
.- Temporizador
.- Tazas o vasos (la capacidad de medición debe ser de 160ml-200ml)
.- Recipientes de enjuague llenos de agua caliente
.- Cucharas de cata
.- Kettle o tetera con agua caliente.
.- Recipiente (para recoger los posos de café usados)
.- Taza o vaso (para sostener las cucharas de cata)

 

Una vez tenemos todo listo pasamos a enumerar los pasos a seguir.

 

LA CATA PASO A PASO

 

Paso 1: Muela 2 gramos del primer café para preparar el molinillo, luego siga moliendo los 18 gramos de café restantes. Repita este paso para cada café, comenzando con 2 gramos para purgar el molino y que no queden restos del café anterior y se mezclen los sabores.  Muela cada café una molienda gruesa similar al de la sal marina gorda.

 

Paso 2: Ponga cada muestra de café de 12 gramos en los cuencos de cata designados, utilizando dos cuencos de cata por muestra. Asegúrese de utilizar dos para cada muestra porque nunca se sabe si un defecto se cuela en un cuenco. Evalúe el aroma seco de cada café. (huele y apunta!!)

 

 

 

Paso 3:  Calentar el agua y servir a 94/95 grados. La infusión se debe realizar con un agua no calcárea.

 

Paso 4: Poner en marcha el temporizador y empezar a verter 150 gramos de agua en cada cuenco.

 

 

Paso 5: Evaluar el aroma húmedo del café.

 

 

 

Paso 6:  Después de un minuto se formará una capa de café en la superficie de la taza. A esto se le llama “crust” o romper la taza. Pasados cuatro minutos se deberá romper la taza, consiste en colocar la cuchara a 2 cm del borde de la taza utilizando la parte inferior y empujar la capa del café. Es importante inclinarte para percibir el aroma del café en este proceso.A los 4 minutos, comience a romper la corteza. Para ello, utilice la cuchara para empujar los posos del café hacia la parte posterior del bol. Asegúrese de enjuagar la cuchara después de romper la corteza en cada tazón.

 

 

 

Paso 7: Con dos cucharas, retire los restos de café molido y la espuma y viértalos en el bol de los restos de café.

 

 

 

Paso 8: Deje que el café se enfríe, y a los 13-15 minutos, puede empezar a probar los cafés.

 

Paso 9: Sorbe el café para que se extienda por tu lengua y puedas degustar toda la gama de sabores. Llenamos la cuchara y absorbemos con decisión. De esta manera el café se esparce  en la lengua permitiendo que los receptores de sabor ayuden. Es importante no tragar el café y escupirlo después de la absorción. A medida que el café se enfríe, podrá degustar una gama de sabores diferente y más amplia.

 

Nota: Después de cada uso de su cuchara de cata para degustar el café, asegúrese de enjuagar la cuchara en las tazas de enjuague designadas. Esto evita la contaminación cruzada de los sabores del café

 

RECOMENDACIONES

 

Cada café se deberá probar un par de veces ya que a medida que se va enfriando el café va cambiando de sabor y te permite percibir diferentes notas.

 

Tomar notas de los aromas, el sabor y otros componentes diversos del café es un gran método para ampliar su paladar, comprender los diferentes sentidos que experimenta en cada café y sumergirse en la mesa de cata. Las áreas en las que se pueden tomar notas incluyen los aromas secos, los aromas húmedos, la rotura de la corteza y el tiempo de cata. Dado que el paladar de cada persona varía, es posible que usted capte características diferentes de un café que la persona que está a su lado. Por ejemplo, si un café tiene cualidades de nuez y chocolate, es probable que su compañero capte notas de caramelo, mientras que usted puede detectar sabores de caramelo; oscilando en un espectro similar, pero probando diferentes componentes dentro de ese espectro.

 

 

 

Si te animas a organizar una cata en casa, en D·Origen Coffee Roasters estamos preparando un pack que incluye una selección de cafés. ¡En breve lo tendremos dispobible!